Tomás Hernández Mendizábal

Imprimir

(...)Pero lo cierto es que su pintura siempre se ha movido entre el realismo social y un expresionismo de raíz mas germánica. Un cierto paisaje de colores grises y broncos, cercanos al Grupo Ur, y, por otro lado, una manera de poner el pigmento suelta y generosa, además de los propios programas iconográficos (figuras humanas, parejas, familias, tipos callejeros y populares un tanto deformados) hacen que su pintura no sea fácil ni agradable para estómagos finos y almibarados. Casi toda su obra pictórica posee un tono sobrio y austero en el color, de tonos frios y apagados, y una visión un tanto corrosiva y deformada, más cerca de la crítica social y del esperpento barojiano. Esto puede confirmar la dificultad de ser tanto expuesta como adquirida gran parte de su obra.

Edorta Kortadi


Más información