El descubrimiento del ocio

Imprimir

Durante el siglo XIX el ocio pasó de ser patrimonio exclusivo de la nobleza y el clero a formar parte de la vida burguesa. El ocio característico de la época era contemplativo y de formas contenidas, como la lectura, el debate instructivo, la excursión, el teatro y las artes. En el siglo XIX. aparecieron y de desarrollaron nuevos espacios de sociabilidad informal, y nuevos centros y actividades culturales, como cafés y tertulias, museos o casinos, entre otros.

El descubrimiento del ocio trata el ocio burgués desde la perspectiva de los casinos y salones de baile, teatros, cafés y tertulias, exposiciones universales, museos, panoramas, y circos; y el ocio popular, abordando temas como los toros, la pelota y las romerías.

Contenido

Cabe destacar el diálogo que se entabla entre los temas expositivos y las piezas prestadas por el Photomuseum de Zarautz, pertenecientes a la colección de materiales relacionados con los antecedentes del cine que recientemente adquirió la Diputación Foral de Gipuzkoa. Piezas de ocio decimonónico en si mismas, que se relacionan con las diversas actividades lúdicas de la época: teatro, danza, circo o exposiciones universales.

También están presentes en la exposición grabados, objetos y óleos procedentes del Museo de Historia de Madrid, Museo Cerralbo de Madrid, Musée Basque et de l’Histoire de Bayonne, Museo San Telmo de Donostia, KOLDO MITXELENA Kulturunea y Donostiako Udal liburutegia.



Catálogo

La exposición se complementa con la edición de una publicación que cuenta con la colaboración de profesores especialistas en la investigación sobre el siglo XIX, como Joseba Agirreazkuenaga, de la Universidad del País Vasco; María Zozaya Montes y Luis Ángel Sánchez Gómez, de la Universidad Autónoma de Madrid y Pierre Géal, de la universidad de Grenoble. Asimismo, el catálogo cuenta con una visión literaria sobre el tema, a cargo del escritor Harkaitz Cano.


Web de la exposición
Post sobre la exposición en Gipuzkoakultura.net